Posicionamiento web para empresas

posicionamiento_web_y_googleLas empresas han visto como internet se ha convertido en un medio de comunicación más con sus clientes. Una página web da a conocer los productos y servicios de una firma a través de este medio. A ello, se suman las redes sociales, las cuales abren aún más caminos. La publicidad online, bastante asequible, se pone al alcance de todos.

Para empezar en este camino de internet, hay que tener una buena página web. La web es la que representa a nuestra empresa, por lo que debe de ser atractiva y fácil de navegar. Si no es así, da igual el dinero que se gaste en publicidad, que repelerá a los posibles clientes.

Una vez tengamos nuestra página web y hayamos definido nuestros objetivos (suscripciones, compras, registros… ), debemos pensar en las estrategias a realizar en el marketing online:

  • SEM: anuncios en Google o Adwords. Su precio va por cada click que se haga en nuestro anuncio. Su éxito se basa en que se consiguen resultados desde el primer día. Sin embargo, tiene más gastos.
  • SMM: marketing en redes sociales. Un medio de comunicación más para estar en contacto con usuarios. Suelen tener resultados a largo plazo.
  • SEO: posicionamiento web en buscadores. Da muy buenos resultados a medio plazo. Consiste en subir de puestos la web en Google para que cuando un usuario realice una búsqueda relacionada con los productos o servicios de nuestra empresa, ésta aparezca entre los primeros resultados y pueda ser vista por este potencial cliente.

Para aplicar esta técnica de marketing online, hay que optimizar la web para que sus contenidos sean acordes a la búsqueda en Google y darla a conocer para aumentar su relevancia. Esta relevancia se consigue con enlaces, con un “me gusta”, con un retweet… El posicionamiento web hay que mantenerlo, ya que si se para, se pierden posiciones.

El posicionamiento hace que la visitas a nuestra página web crezcan. Asimismo, esto conllevará a que potenciales clientes pasen a ser clientes de nuestra empresa.

Hay que pensar que el SEO no es un gasto, sino una inversión. A medio plazo, verá recoger sus frutos y beneficios.

Si quieres sacarle partido a tu empresa, hay que estar bien posicionados en Google.